El día 8 de enero, a la vuelta de nuestro descanso navideño fuimos todos a la almazara de aceite de Hinojosa.

 

DSCN7749  Muy amablemente, los encargados de la almazara nos habían invitado semanas

atrás a conocer sus instalaciones y el proceso de fabricación del aceite.

Pudimos vivir en primera persona todo el proceso desde la recogida de la aceituna.

Dos socios de la cooperativa y tíos de uno de nuestros alumnos, nos enseñaron varias formas de obtener el fruto sin dañar el árbol. Nos explicaron cómo había que prepararlo todo antes de empezar y cómo trasladar las redes y verter la aceitunas al finalizar.

DSCN7702

Con nuestra recolección hecha fuimos hasta la almazara, dónde siguió el proceso. El gerente de la cooperativa, D. Luis y Dña. Ana, trabajadora de la misma y madre de nuestra alumna Ana, nos acompañaron y explicaron todo el camino que sigue la aceituna hasta llegar a convertirse en aceite. Primero se limpia de ramas y rastrojos para pasar a la lavadora. La cinta transportadora la lleva hasta el sinfín, dónde es molida. En la centrifugadora se separa por pesos, el agua del jugo de la aceituna. Y al final se lleva hasta los bidones, donde espera hasta ser embotellada. En este punto el D. Leandro nos enseñó cómo embotella, etiqueta y embala el preciado líquido.DSCN7800

D. Luis nos explicó lo contentos que estaban por ser este año muy bueno para la cosecha ya que el aceite obtenido tenía un magnífico grado de acidez. "Este es el resultado del buen hacer de todos", nos declaraba orgulloso.

 

DSCN7813Al final las mamás nos tenían preparado un magnífico desayuno de tostadas con aceite, por supuesto.

El proceso de la obtención del aceite es ciertamente muy manual, aunque pudimos ver que antiguamente lo era aún más. Pues en época de los romanos y hasta hace bien poco tiempo la aceituna era molida con grandes piedras cónicas que rodaban sobre otra plana con ayuda de animales. Después de pasar por el molino, de dónde se extraía el primer jugo, la carne y los huesos que quedaban pasaban a una prensa, dónde con ayuda de unas esteras llamadas "capachos" eran prensadas para sacar más jugo de este fruto. Esta máquina no la pudimos ver, pero sí recrear en nuestra mente cuando nos lo contó D. Luis, junto al molino de piedra que está en la carretera en recuerdo de aquellos tiempos.DSCN7821

 

En nuestras manos queda seguir apostando por "lo nuestro", por una gastronomía sana y natural como es la mediterránea con este líquido oleaginoso que tan merecido se tiene el sobrenombre de "Oro líquido".

Y es que podemos decir que este líquido es el tesoro de nuestro humilde pueblo.

 

A modo de resumen, os presentamos un video sobre todo los que fue esta hermosa activiad.